La Procuración General de la Nación le recomendó a la Corte Suprema que intervenga como “competencia originaria” en el reclamo de la comunidad originaria Qom por la posesión de tierras que reclaman por derechos ancestrales en la provincia de Formosa. Mientras tanto, representantes de la comunidad mantienen un acampe en Avenida de Mayo para visibilizar su reclamo.
La Procuración General de la Nación -mediante un dictamen que suscribe la procuradora adjunta Irma Adriana García Netto- consideró que es competencia del máximo tribunal intervenir en el litigio entablado por la comunidad Qom “Potae Napocna Navogoh” por la propiedad de terrenos ubicados en el departamento formoseño de Pilcomayo.
En el marco de esas actuaciones, la comunidad demandó al Estado Nacional, al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), a la Administración de Parques Nacionales (APN), a la Universidad Nacional de Formosa y a la provincia.
“El proceso constituye una `causa indígena´ de carácter federal, pues la comunidad actora denuncia la violación del derecho de propiedad”, resume el dictamen de la funcionaria que no es vinculante para los ministros de la Corte.
Según García Netto, «el Estado Nacional y la provincia de Formosa son parte nominal y sustancial y conforman un litisconsorcio pasivo necesario, a los fines de hacer posible la restitución del derecho de propiedad comunitaria que la comunidad actora denuncia afectado ante los hechos, actos y omisiones de ambos”.