San Luis (LaNoticia) 12-02-2021.  Los docentes nucleados en ASDE emitieron un comunicado donde afirman que no comenzarán de forma presencial las clases en marzo “hasta tanto se pueda vacunar a todo el personal docente y no docente”.

Los docenes remarcaron que son impracticables los protocolos que diseño el ministro de Educación, “La pandemia sigue vigente y el riesgo de contagio se acrecienta en el ámbito escolar, siendo impracticables muchos de los protocolos, no sólo por las condiciones edilicias y las limitaciones espaciales, sino también por la heterogeneidad del alumnado, la afectuosidad y espontaneidad de los mismos y su necesidad de cercanía y contacto. Ninguna escuela cumple con el requisito sanitario de un baño cada treinta alumnos”. Sostuvieron los docentes.

En San Luis es una realidad que las escuelas no están en condiciones de comenzar las clases, algunas de ellas tienen hasta 30 alumnos por aula, donde no podrán estar distanciados, el ministerio de Educación no presentó ningún plan de adecuación para las mismas, menos para los baños de los establecimientos.

Son contar la eterna falta de presupuesto y personal de maestranza es las escuelas.

ASDE COMUNICA que en el día de la fecha en Asamblea y luego de un intenso debate los docentes votaron:
CONTINUAR EL DICTADO DE CLASES EN FORMA VIRTUAL HASTA TANTO SE PUEDA VACUNAR A TODO EL PERSONAL DOCENTE Y NO DOCENTE.
Fueron múltiples los argumentos al respecto:
• La salud es un derecho constitucional del que el Estado debe ser garante.
• La pandemia sigue vigente y el riesgo de contagio se acrecienta en el ámbito escolar, siendo impracticables muchos de los protocolos, no sólo por las condiciones edilicias y las limitaciones espaciales, sino también por la heterogeneidad del alumnado, la afectuosidad y espontaneidad de los mismos y su necesidad de cercanía y contacto.
• Ninguna escuela cumple con el requisito sanitario de un baño cada treinta alumnos
• La vacunación está en marcha y el costo en salud o vida que puede resultar de un retorno no seguro a clases puede evitarse con una virtualidad extendida por dos o tres meses más.
• Ni la juventud, ni la ausencia de enfermedades preexistentes “vacunan” contra un virus que muta peligrosamente y del que no se sabe todo.
• La salud, en caso de pandemia, es colectiva. La escuela debe ser ejemplo de cuidado y responsabilidad y la modalidad y diversidad de nuestro sistema presencial hace utópica la conformación de burbujas, que ya se ha demostrado en países mejor preparados que son falibles.
• La salud es invaluable y no debe ser moneda de cambio. Nadie debe arriesgar su salud por un salario.
• Que el sacrificio realizado por padres, alumnos y docentes durante un año no se malogre por un retorno apresurado. Ni un docente, ni un no docente, ni un niño o niña menos.
• Que se fortalezca la virtualidad proveyéndose de conectividad e implementos tecnológicos a alumnos y docentes.

Todos anhelamos el retorno a la presencialidad y cada vez queda más clara su importancia, pero la integridad y la preservación de la salud y la vida demandan medidas extraordinarias.
El único retorno seguro es por medio de la vacuna.
San luis, 10 de febrero de 2021.
Comisión Directiva ASDE

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!