LA NOTICIA

en San Luis

2017-09-05 Opinión

Por Daniel Quiroga

La ¨bendita¨ Justicia de la puntanidad


Otra vez la bendita justicia de la cual dependemos todos los sanluiseños se encuentra en la cima de los cuestionamientos, al punto tal que un Partido Político ha requerido ante el Congreso Nacional la intervención al Poder Judicial.

A raíz de esta situación planteada emerge con fuerza desconocida el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de San Luis repudiando tal pedido y solicitando que se ordene su rechazo, por no reunirse las exigencias constitucionales que hagan procedente la intervención; así lo informó el Presidente de dicha entidad judicial, el Dr. Javier Solano Ayala; cabe mencionar que el citado Magistrado ingresó al Poder Judicial en el año 2005 de la mano de quien en ese momento era su suegro transitorio, y a la vez Ministro del Superior Tribunal de Justicia el Dr. Omar E. Uría, ubicándolo como secretario Privado, cuyas tareas que debían desempeñar los mismos siempre fueron cuestionadas por la inmensa mayoría de la comunidad judicial, tanto en lo que se refería a los Funcionarios, Jueces, Empleados Judiciales y también los abogados del Foro, ya que siempre se consideró que tales designaciones, en tal carácter, solamente tenían por objeto de parte de los Sres. Ministros, conseguirles un muy buen trabajo a sus hijos, parientes y/o allegados, habida cuenta que por esas tareas inexistentes cobraban suculentos sueldos. Pero sin embargo a todo esto dicho, el Dr. Javier Solano Ayala realizó una carrera judicial meteórica, asimilable a la velocidad máxima que desarrolla un automóvil Formula 1 en una carrera de competición, ya que en solo diez años fue designado, primero como Secretario de Primera Instancia, luego como Juez de Primera Instancia en lo Civil finalmente, a la fecha, ostenta el cargo de Camarista, es decir, que a esta velocidad es altamente probable que en poco tiempo más retorne al Superior Tribunal de Justicia, pero no ya en carácter de Secretario Privado sino de Ministro de ese Alto Cuerpo Judicial.

Cuando digo que el Colegio de Magistrados sale a la palestra ejerciendo una defensa a ultranza de la Institución Judicial y con una fuerza desconocida, es justamente porque nunca antes se expresó dicho organismo respecto de las profundas y grandes irregularidades que se registraron precisamente en el seno del Superior Tribunal, como por ejemplo cuando desde el año 2010 en adelante y con el arribo a ese alto ámbito de decisiones de la Dra. Lila A. Novillo, se desencadenó un enorme y desenfrenado festival de LICITACIONES DIRECTAS, siempre a favor de las mismas personas y en especial de la Empresa existente en nuestro medio llamada Coradir, de la cual era su vicepresidente nada más, pero tampoco nada menos el hijo de la citada Ministra, el Ing. Baretto; todo este cúmulo de situaciones originó la presentación de diversas denuncias por parte de este periodista, tanto en las Justicia Federal como en la Provincial, confluyendo todas estas causas en el Juzgado de Instrucción Penal Nº 1 de esta ciudad, hoy a cargo del Dr. Cadelago Filippi, y de un Fiscal que es tildado por muchos abogados del medio como adherente al Partido gobernante en San Luis, y que con respecto a la tramitación de tales actuados, y, debo decir, con alguna desazón, que duermen el sueño de los justos, reitero, nunca el Colegio de Magistrados se expidió sobre esta situación y debe quedar claro que no era una cuestión de opinión voluntaria o no, era una obligación que abarcaba absolutamente a todos los funcionarios, jueces y camaristas exhibir su opinión sobre el tema ya que lo que estaba en juego era el prestigio y credibilidad de toda la Justicia.

JAMÁS, en la existencia del Poder Judicial y desde su creación, se efectuaron tantas denuncias penales en contra del Superior Tribunal que integraban los Dres. Omar Esteban Uría, Lila A, Novillo, Oscar Eduardo Gatica, Horacio G. Zavala Rodríguez y Florencio Rubio (los últimos tres ya jubilados), pero al Colegio de Magistrados esto no le importó y guardo hermético silencio.

JAMÁS, este organismo se pronunció cuando un Camarista Civil fue denunciado en la Justicia Federal como presunto interviniente en hecho aberrantes durante la Dictadura Militar, como tampoco emitió opinión alguna cuando un mismo Ministro del Superior Tribunal de Justicia fue denunciado por ausencia de idoneidad moral y por tanto inhabilitado para desempeñarse en Democracia por haber desempeñado en diversos y encumbrados cargos en la provincia de San Luis durante la Dictadura Militar y cuyos nombres, a esta altura ya ni siquiera resultan de utilidad mencionarlos ya que recientemente obtuvieron su beneficio jubilatorio que lograron en Democracia, pero quiera Dios de que por el resto de sus vidas siempre sean salpicados por la sangre de los torturados, desaparecidos y muertos ocurridos en manos de la más nefasta y sangrienta Dictadura Militar.

JAMÁS el Colegio de Magistrados manifestó su opinión respecto de la escandalosa vuelta al Poder Judicial de San Luis de la Dra. Lila A. Novillo, quien renunció a su cargo de Ministro del Alto Cuerpo para ser candidata a Intendente Municipal de la ciudad de San Luis representando al Partido Justicialista de San Luis, al que tuvo que afiliarse y por supuesto desarrollar tareas de campaña política, pero como no logró resultados satisfactorios, el Partido gobernante la retorno al mismo cargo de Ministro en el Superior Tribunal, no obstante la férrea posición que demostraron a tal propósito el Colegio de Abogados de la ciudad de San Luis y de Villa Mercedes -San Luis-, con aval absoluto de la Federación Argentina de Colegios de Abogados -FACA-, y de diversas organizaciones de San Luis y también de este periodista, siendo todos los oponentes a la decisión del Gobierno de designarla a toda costa, ignorados olímpicamente y con claras demostraciones de que todas estas opiniones al Gobierno proponente no le importaba absolutamente nada. Conclusión; la Dra. Lila Ana Novillo fue designada nuevamente Ministro del Superior Tribunal de Justicia, hoy actual Presidente y en esa Corte ostenta invisibles jinetas de autoridad militar superior con impacto directo en el manejo de todos los asuntos judiciales.

Este mismo Colegio de Magistrados tampoco emitió opinión alguna -aunque se sabe que por lo bajo y casi en secreto rechazaban la propuesta- respecto a la designación de la Dra. Corvalán, como Ministro del máximo Cuerpo Judicial, lo que sí ocurrió en cambio en todos los estamentos de la sociedad puntana, ya que se sabía que esta joven profesional carecía de la suficiente idoneidad y experiencia para desempeñar tal alto cargo y sobre todo teniendo en cuenta de que su actividad en el Poder Judicial sólo había sido como Secretaria de un Juzgado y luego de la Secretaria Electoral, con escasa atención y estudio en lo que hacía al tratamiento y resolución de causas civiles, penales, comerciales, etc., etc., que deben ventilarse en el último escalón jerárquico del Poder Judicial, pero sin embargo no existió la más mínima opinión del Colegio de Magistrados.

Por último, este mismo Colegio y ante el conocimiento público de las numerosas denuncias penales iniciadas contra los miembros del Superior Tribunal que ya hemos señalado, JAMÁS se le ocurrió hacer cumplir el precepto constitucional provincial del Art. 28 -VINDICACION-, que les era obligatorio a todos los Jueces de San Luis exigir el cumplimiento de ese requerimiento constitucional, pero en este caso debo decir y en un tono penoso que no estuvieron solo en esta actitud de mirar para otro lado, también lo estuvo el Sr. Procurador General de la Provincia Dr. Estrada y que era su obligación inexcusable exigirles a los Ministros que adoptaran tal acto de vindicación.

Pero en fin, esta es la Justicia de la Provincia de San Luis y que hoy alberga en su seno a una inmensa mayoría de Jueces y Funcionarios muy jóvenes que, inclusive, cuando asumió en el año 1983 el primer mandato el Dr. Adolfo Rodríguez Saá, ni siquiera habían nacido, por lo que todos sus desarrollos como personas, estudiantes secundarios y luego estudiantes universitarios, lo realizaron bajo el Gobierno de un mismo signo político.

Lo que se viene

Cómo siempre me he preguntado “QUE TE PASA JUSTICIA” como dice nuestro cantor popular, en la próxima edición voy a estar desarrollando una opinión de los Sres. Políticos que han pedido la intervención Federal a la Justicia local, que a decir verdad son dos personajes impresentables para hacer este petitorio, tenemos todos los elementos reunidos para decir que los puntanos somos capaces de resolver nuestros problemas de Justicia y poner a la altura de las circunstancias a profesionales que realmente prestigien esa institución, será en estos próximos días que daremos nuestra opinión, tomando en cuenta las presentaciones de mucha gente que ha trabajado denodadamente para lograr ser escuchados por la Justicia local, cosa que nunca ocurrió donde en juego estaban la libertad de muchas personas que en algunos casos con muchísima ligereza se han pronunciado con muchos casos que hoy deberá resolver la Corte Suprema de la Nación… Hasta la próxima edición…

Daniel Quiroga - Periodista




Volver Atrás
IMPORTANTE!!! La Noticia en San Luis NO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LNSL Se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.