LA NOTICIA

en San Luis

2015-07-01 Gremiales

Protesta judicial

Pausa hasta el jueves para animar mesa de diálogo




San Luis (LaNoticia) 01-07-15. El paro de los empleados judiciales de ayer tuvo un acatamiento casi total en las tres circunscripciones judiciales, y en asamblea decidieron hacer una pausa en las movilizaciones hasta el mediodía del jueves para ver si son llamados por los ministros del Superior Tribunal a reanudar la mesa de diálogo. El petitorio tiene trece puntos, de los cuales “tres son innegociables” según manifestaron unánimemente en la asamblea.

En diálogo con La Noticia en San Luis, el secretario general del Sindicatos de Empleados Judiciales (SiJuPu), Alejandro Alcaráz, no disimuló la molestias por las palabras del ministro Omar Uría al diario de `la familia´, en el sentido de que les han pedido que suspendan las medidas para volver a la mesa de diálogo. Al respecto Alcaráz señaló que “es cierto que nos pidieron que suspendamos las medidas de fuerza, pero miente Uría cuando dice que nos llamaron de nuevo a la mesa de diálogo, porque hasta ahora no hay acordada ni nada que indique eso”.

Alcaráz se mostró más que optimista por la repercusión del paro, toda vez que “si ustedes se dan una vuelta por el edificio del Poder Judicial, verán que no hay empleados adentro”. En efecto la soledad interna del edificio de Rivadavia al 300 se comparaba a un día de feria, a tal punto que se debieron suspender términos y muchas actividades programadas, como juicios orales y cursos de capacitación.

El petitorio

El petitorio consta de 13 puntos, de los cuales “tres son innegociables”, lo que deberá encontrar eco en los ministros si no quieren verse debilitados ante el malestar generalizado de los empleados.

Los tres primeros puntos, los innegociables, son el pago de la dedicación exclusiva, equivalente al mismo porcentual que reciben funcionarios y magistrados, consistente en el 20 % del sueldo básico. En segundo lugar están los ascensos sin cupo, lo que implica que deben ascender todos aquellos administrativos y maestranzas que rindan bien el examen. El tercero es el pago por bloqueo de título a los empleados judiciales profesionales, equivalente al mismo porcentual que reciben los funcionarios y magistrados. Tanto en el primero como en el tercer punto, el malestar de los empleados es el acto discriminatorio que tiene el Superior Tribunal para con ellos, siendo que funcionarios y magistrados sí los perciben.

Luego vienen los puntos “negociables”, siendo en cuarto lugar el pedido de eliminación del tope establecido para el rubro antigüedad, que en la actualidad no se paga más de $ 3.000. En quinto lugar la creación de una Oficina de Digitalización a fin de no afectar a los empleados judiciales dicha labor, atento a la falta de personal por Juzgado y sobrecarga en el trabajo que implicaría dicha dependencia. En sexto lugar solicitan que se deje sin efecto la Acordada 138/15 y volver a lo dispuesto en el Régimen de ¨Licencias previsto en el Acuerdo 474/14, artículo 8, que fue el punto en cuestión que generó las nefastas frases de Zavala Rodríguez hacia Vanina Flores. Como séptimo punto, que se establezca el 82 % móvil para el régimen jubilatorio tal como se le otorgó a los magistrados, generando un nuevo punto discriminatorio para con los empleados. En el octavo se pide un nuevo escalafón de ascenso para el personal de maestranza. En el noveno que se establezca un escalafón para el personal de mantenimiento y criminalística y se designe personal administrativo para la Oficina Criminalística y/o un concurso para su nombramiento. En el undécimo que haya una revisión del escalafón del personal de informática; en el duodécimo la Ley de Enganche y en el último punto que se realice un incremento en el sueldo básico inicial.

Carlos Rubén Capella
lanoticiaensl@gmail.com




Volver Atrás
IMPORTANTE!!! La Noticia en San Luis NO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LNSL Se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.