LA NOTICIA

en San Luis

2019-11-08 Internacionales

Bolivia

Mujeres indígenas y de pollera, víctimas de agresión opositora


Las protestas opositoras en Bolivia han estado marcadas por actos de violencia, racismo y discriminación, siendo las mujeres campesinas indígenas y de pollera las más afectadas. Los grupos de choque de la oposición rechazan los resultados electorales del 20 de octubre, que dieron la victoria a Evo Morales, el primer presidente indígena que ha gobernado el país.

"Miren lo que hacen sin ser gobierno. Qué sería de Bolivia si fueran gobierno. Miren como tratan a una mujer, a un niño, a unos campesinos sin ser gobierno. Imagínense lo que le pasaría a nuestra querida Bolivia si esta gente, si este fascismo fuera gobierno, nadie estaría a salvo", expresó el vicepresidente Álvaro García Linera en una conferencia de prensa para denunciar la violencia opositora contra las mujeres.

La semana pasada la Alianza de Organizaciones Sociales de Mujeres por la Revolución Democrática y Cultural repudió los hechos de discriminación y violencia. Asimismo, la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa realizó una gran marcha en Cochabamba contra el odio y el racismo frente a los golpistas "que arremeten la dignidad de las mujeres".

También diputadas y senadoras de Bolivia repudiaron las agresiones de grupos de choque opositores contra mujeres en Cochabamba. Las parlamentarias mostraron un video de la violencia ejercida contra una marcha de mujeres indígenas, el secuestro y agresión de la alcaldesa del municipio de Vinto (provincia Quillacollo), Patricia Arce, y el caso de la gremialista Paola Aguilar Serrudo, torturada por grupos opositores.

Mientras que legisladores del oficialismo y oposición pidieron, por separado, investigar los hechos de violencia contra mujeres y niños que ocurrieron el 6 de noviembre en Cochabamba.

Ataques a mujeres indígenas y de pollera

Este miércoles miles de mujeres salieron a marchar en la ciudad de Cochabamba (centro de Bolivia) para mostrar su apoyo al mandatario Evo Morales, cuando fueron agredidas por motociclistas de la autodenominada "Resistencia cochala", un grupo armado que pertenece a los seguidores del frente opositor Comunidad Ciudadana (CC).

Al ataque se sumaron grupos de choque opositores, que mantenían un paro y bloqueos en varios puntos de Cochabamba, quienes lanzaron piedras y petardos a la marcha de mujeres campesinas e indígenas.

"Ayer (miércoles 6 de noviembre) miles de mujeres humildes, campesinas, comerciantes, vecinas, muchas de ellas cargando a sus niños, en una marcha por la paz, por la unidad, por la tranquilidad de Bolivia, fueron brutalmente atacadas, golpeadas, azotadas por una banda de paramilitares en moto", denunció el vicepresidente García Linera.

Linera agregó que "el miércoles ha sido uno de los días más tristes que la historia política boliviana pueda recordar en mucho tiempo. Puede ser calificado como el día de la vergüenza, de la ignominia, del suplicio y del martirio".

"Para esta gente ser mujer es un delito, ser humilde es un delito, tener pollera es un delito. Nunca ha pasado esto en democracia, eso se llama fascismo. Atacar mujeres, agredirlas por su condición étnica, humillarlos, atacar organizaciones, eso es fascismo y lo que Bolivia está enfrentando hoy es una oleada fascista", recalcó.

Agresión a la alcaldesa de Vinto

También este 6 de noviembre ocurrió otro episodio de violencia hacia la mujer. Un grupo opositor autodenominado "Resistencia Cochala", compuesto por jóvenes con palos y pierdras, secuestró a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, quien pertenece al partido gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS).

La alcaldesa fue arrastrada por la calle, le cortaron el pelo y le echaron pintura roja. También le escupieron y orinaron encima, para luego obligararla a arrodillarse y decir que dejaría el cargo. Las imágenes han causado conmoción en Bolivia y en el mundo.

"Ayer otra mujer, una alcaldesa, asediada por una turba de unas 500 personas, la Alcaldía quemada, ella arrastrada, botada al piso, golpeada, pisoteada en el piso. Solo una mujer contra 500 golpeada con palo, se le echó pintura en el cuerpo, se le cortó el caballo, se le amenazó de muerte, se le intimidó, se le amenazó con lincharla por el hecho de tener ideas", denunció el vicepresidente García Linera.

Gremialista secuestrada y agredida

El video de Paola Aguilar Serrudo siendo obligada a ponerse de rodillas y pedir perdón por ser una supuesta "infiltrada" del Gobierno se hizo viral en redes sociales. La greamialista fue secuestrada y agredida por dirigentes cívicos de Santa Cruz.

La mujer del video es representante de la Federación de Gremiales Unidos en Santa Cruz y el pasado 1 de noviembre denunció ante el Comité Nacional de Lucha contra el Racismo y toda forma de Discriminación su caso de secuestro, torturas y lesiones graves.

Aguilar relató que el día del secuestro fue agredida por grupos de la Unión Juvenil Cruceñista cuando retornaba de una actividad familiar. Estos le exigieron grabar un video diciendo que era una infiltrada del Gobierno de Evo Morales.

“Me amenazaron con gasolina, con fuego, si no les daba la contraseña de mi celular, me dijeron ¡Tú eres masista! ¡Eres infiltrada! ¡De dónde eres!, querían saber si era de Santa Cruz. Llamaron a sus jefes, decían van a venir del Comité Cívico”, detalló la gremialista.

Las agresiones contra mujeres en Bolivia, en especial indígenas, por parte de grupos opositores han llamado la atención de la comunidad internacional. La Organización de Naciones Unidas (ONU) aseveró que "deplora la violencia y el trato inhumano" que se ejerció contra la alcaldesa del municipio de Vinto, al igual que las agresiones a otras mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños.




Volver Atrás
IMPORTANTE!!! La Noticia en San Luis NO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LNSL Se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.