LA NOTICIA

en San Luis

2019-03-14 Política

Boleta Única Papel

San Luis no tiene legislación sobre este sistema de voto


San Luis (LaNoticia) 14-03-2019. La Noticia investigó sobre el decreto de convocatoria que firmo el intendente Ponce, y nos encontramos en un pasillo que llena de dudas la legitimidad de este sistema electoral, por lo menos en San Luis.
En nuestra Provincia solo hay legislado dos sistemas electorales, uno de ellos está totalmente reglamentado y vigente que es el sistema de voto sabana, como todos conocemos.

El otro sistema legislado es el Voto Electrónico, vigente desde 2009, pero nunca reglamentado por el Ejecutivo Provincial. En el artículo 44 de la Ley Electoral, faculta a los municipios a reglamentar el sistema electrónico. “En los distritos, ciudades o localidades electorales en los que se implemente el Sistema de Voto Electrónico, no se aplicarán las disposiciones contenidas en el Capítulo II del Título IV, Artículos 16, 17 y 18 de la Ley No XI-0345-2004 (5509 *R) Ley Electoral Provincial; las que serán adaptadas por la Reglamentación pertinente a las características de este sistema de sufragio y escrutinio” por lo que el sistema BUE (Boleta Única Electrónica) sí cumple con los parámetros de esta ley provincial.

Que pasa con la Boleta Única Papel (BUP), sobre este sistema no hay ninguna legislación provincial que lo permita, el único sistema de papel permitido es la boleta tradicional sabana. Esto deja un gran margen de judicialización del sistema convocado por Ponce.

Otro dato, es que en la Ciudad de San Luis no hay ninguna ordenanza que regule lo electoral, lo único que se conforma para las elecciones municipales que se desdoblan, es el Tribunal Electoral Municipal. Por lo que esta falta de regulación por leyes propias del municipio, hace que se tenga que regir por las leyes provinciales, en las cuales la BUP, no está integrada como sistema de votación.

También algo que no debe ser ajeno a la población, es que la BUP, tiene dos tipos de implementación, que en el decreto convocado por Ponce no se aclara cuál de las dos se utilizará.

El primero de ellos, es como se usa en Córdoba, es un solo papel donde se colocan las listas conjuntas separadas por categoría, en donde los ciudadanos pueden ir tildando cada casillero para votar a su candidato. En esta Provincia está comprobada una falencia muy grande, que es la alta tasa de voto en blanco, ya que la mayoría de la gente vota o una o dos categorías y por ignorancia o dejadez, no emite más votos. Esto es un riesgo y puede ser una herramienta para fraudulentar la elección, fiscales o presidentes de mesa pueden rellenar los casilleros en las categorías que no fueron votadas de forma fácil. Otro de los problemas, en la que el sistema de Santa Fe comparte, es la facilidad a la hora de querer impugnar un voto, solo haciendo una marca en otro casillero de la misma categoría, se anula.

El segundo es como se usa en Santa Fe, consta de un papel por categoría, al igual que el anterior, cada papel tiene los candidatos con el casillero para tildarlo. Aquí no se ve mucha diferencia entre los votos en blanco como en Córdoba, ya que al ser un papel por categoría los ciudadanos tienden a completar cada papel.

La BUP es uno de los sistemas más económicos y seguros como la BUE, pero también es el más fácil de impugnar, tal como denunció Miguel del Sel, en 2015, solo en un descuido tachar otra categoría en la que se pueda interpretar como doble voto, ese mismo se anula, lo que permite en mesas con bajo control de fiscales, que cualquiera pueda adulterar el deseo de uno o varios ciudadanos.

Con todo esto, fue el mismo Ponce el que llenó de dudas a todos, si él mismo defendía con dientes y uñas la BUE, ¿Por qué lo cambió luego de perder la elección de medio término de 2017?

Federico Capella
fefescapella@gmail.com




Volver Atrás
IMPORTANTE!!! La Noticia en San Luis NO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LNSL Se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.