LA NOTICIA

en San Luis

2018-09-14 Legislativas

La gran Vallone

Tres concejales estarían violando la Carta Orgánica


San Luis (LaNoticia) 14-09-18. Federico Cacace dijo hace unas sesiones “los dejamos libres para que violen la Carta Orgánica” a pesar de que es uno de los que no estaría cumpliendo con el artículo 11 de la misma.

Al igual que el ex intendente de Juana Koslay, que en medio de su mandato se fue a vivir a la Ciudad de San Luis, tres concejales de San Luis estrían viviendo en Juana Koslay, violando el artículo 11 de la Carta Orgánica.

Luego de la sesión donde el poncismo se levantó diciendo que el homenaje a Fabricio Alcaraz se haría violando la Carta Orgánica -clic acá para ver archivo-, “los vamos a dejar libres para que violen la Carta Orgánica” dijo en ese momento el radical devenido en kirchnerista y luego en poncista Federico Cacace, cuando Cambiemos también se levantó por el mismo motivo y la sesión quedó sin quórum. Ante eso se le formuló una nota a varios concejales intimándolos a que si no iban al otro día a la continuidad de la sesión se los iba a sancionar.

Según las malas lenguas del Concejo Deliberante, una vez que la secretaria legislativa procedió a notificar a los concejales, se encontró con que los domicilios dados por dos concejales “no existían en el ejido municipal capitalino”, pero dada la casualidad son domicilios en la Ciudad de Juana Koslay.

Hablando un poco más con estas malas lenguas, que afirman que son tres los concejales que tendrían domicilio real en la “Ciudad Verde”, por lo que estarían violando el artículo 11 de la Carta Orgánica de San Luis.

Vamos por parte diría nuestro amigo Jack, Federico Cacace, quien protagonizó el papelón más grande de su vida política, al negarse a dar un homenaje a un héroe sanluiseño, incluso frente a los padres del mismo que se encontraban en el recinto, tanto así que provocó las lágrimas de la madre del submarinista desaparecido Fabricio Alcaraz. Así como recordamos su frase dedicada al rodriguezsaísmo del Concejo “los dejamos libres para que violen la Carta Orgánica”, Cacace, es uno de los señalados que no estaría viviendo dentro de ejido municipal, si bien tendría domicilio legal en la casa de su padre, el concejal pasaría sus noches en su casa de Juana Koslay.

La Carta Orgánica dice textualmente en su artículo 11 “Domicilio de autoridades y funcionarios.- Las autoridades electas y los Funcionarios del Gobierno Municipal, deberán tener domicilio real dentro del ejido establecido, siendo ello un requisito ineludible para su asunción y mantenimiento en el cargo” remarcamos que el domicilio real es donde una persona vive, que puede ser diferente al domicilio legal, que es el que figura en el documento.

Otro de los que no pudo ser notificado por la secretaria legislativa, fue Luis `Piri´ Macagno, ya que el domicilio que dejó asentado en el Concejo, para que le envíen las notificaciones, no existe dentro de la Ciudad de San Luis, sino que sería uno de Juana Koslay, pero según los trascendidos en el Concejo Deliberante, al estar cerca del rodriguezsaísmo, al haber “olvidado” sus críticas a Alberto Rodríguez Saá y “perdonado” la Carta a Massera, y tener a su esposa trabajando en el Ejecutivo Provincial, no recaería ningún `castigo´ sobre él.

El tercero de los señalados, es Javier Suarez Ortiz, que corrió con el mismo destino de Macagno, su domicilio tampoco fue encontrado en la Ciudad de San Luis, según allegados al radical, que también estaría violando la Carta Orgánica, estaría residiendo en la casa de su novia, también en Juana Koslay.

Ahora las preguntas son ¿González Espíndola, investigará estos trascendidos? De ser confirmado esto ¿Hará cumplir la Carta Orgánica? ¿O tendrá que pedir permiso a su jefe Alberto Rodríguez Saá para actuar?

Federico Capella
fefescapella@gmail.com




Volver Atrás
IMPORTANTE!!! La Noticia en San Luis NO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LNSL Se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.