El peritaje microscópico de barrido electrónico que se realizó en la provincia de Salta, dio negativo, según trascendió de fuentes judiciales. Con esta prueba, se esperaba poder confirmar si Nisman disparó la pistola Bersa calibre 22 que se encontró debajo de su cuerpo.
Si bien todavía no fue confirmado oficialmente, fuentes judiciales indicaron que los peritos oficiales y los especialistas designados por la querellante ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, no encontraron los restos de fulminante, esto es el mismo resultado negativo que se registró en el estudio realizado en La Plata, confirmaron las fuentes consultadas.
Además se precisó que «los peritos dijeron que el estudio podría volver a dar negativo porque el arma es vieja» y «por lo tanto deja menos rastros», lo que ocurrió en las pruebas anteriores. «No se encontró nada», resumió la corresponsal y agregó que «la causa va avanzando sobre todos estos aspectos técnicos».