La cifra de muertos por el fenómeno natural que sacudió la región del Himalaya, con epicentro en Nepal, se eleva ya a más de 2.400, mientras que los heridos superan los 6 mil y se suman otros miles entre las personas desaparecidas. La embajada Argentina en India informó que doce turistas argentinos fueron hallados en «estado de shock», mientras que otros 13 continúan desaparecidos.
El portavoz del Ministerio del Interior, Laxmi Dhakal, confirmó las cifras de vidas perdidas y heridos, pero los cientos de desaparecidos y heridos graves hacen temer que la cifra pueda aumentar.
La embajada argentina en India, con jurisdicción en Nepal, llevaba contactadas hasta ayer a unos doce turistas argentinos que se encontraban en la zona del terremoto, los que «están bien» aunque en «estado de shock». No obstante, «las cifras varían ya que las consultas son continuas desde Buenos Aires y también la ubicación de esos turistas», señalaron fuentes diplomáticas.
«Desde el momento del terremoto hemos recibido consultas por unos 25 argentinos que se encontraban en el norte de India o en Nepal en el momento del sismo», que «aunque en general las comunicaciones se encuentran cortadas, hora a hora vamos contactándolos», precisaron y se aclaró que la información «en forma puntual y detallada, se entrega a Cancillería y se contacta a los familiares en Argentina».
Además, se recordó que «entre los argentinos no hay víctimas fatales» y que personalmente el cónsul Víctor Caviglia contactó a cinco argentinos que viven en la capital nepalí. Pero una pareja argentina todavía no da señales de vida. (ver al final de esta nota)
El terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter devastó gran parte del valle central de Nepal dejando viviendas destruidas, carreteras destrozadas y las telecomunicaciones y conexiones eléctricas cortadas.
Nepal se despertó consternado por la magnitud del sismo y concentrado en la tarea de recuperación de las víctimas, tras una noche en que buena parte de los ciudadanos de la capital optaron por pasar en la calle ante el riesgo de nuevos temblores.
Mientras tanto las alrededor de cuarenta réplicas que se produjeron desde el terremoto provocaron un nuevo susto con una fuerte sacudida de 6,7 grados en la escala de Richter, con epicentro localizado a unos 80 kilómetros al este de la capital nepalí, que volvió a sentirse en el norte de la India y en Bangladesh, donde se registraron 52 muertos. El fenómeno también golpeó en China, donde se registraron 17 muertos.
Por otra parte, la cifra de fallecidos a causa de la avalancha en el Monte Everest desatada tras el terremoto, se elevó a 22, según informó el gobierno nepalí, mientras 217 personas permanecen desaparecidas.
El directivo de Google Dan Fredinburg es uno de los 22 muertos en el Everest cuando hacía senderismo como consecuencia de una avalancha causada por el terremoto de 7,8 grados que sacudió Nepal.
«La cifra pertenece sólo al campamento base. Más arriba están los campamentos 1 y 2, pero es imposible acceder», pues el paso se encuentra bloqueado debido a la avalancha, aseguró un portavoz militar. No obstante, «61 personas han podido ser rescatadas con vida del campamento base», 41 de las cuales permanecen en grave estado.
El mal tiempo en la zona dificulta además las tareas del equipo del ejército indio encargado de rescatar los cadáveres. El sábado, cuando tuvo lugar la avalancha, había alrededor de mil montañistas y sherpas que se preparaban para escalar la cumbre conocida como «techo del mundo».
Hace poco más de un año, el 18 de abril de 2014, el Everest había sufrido su mayor tragedia hasta el terremoto actual con la muerte de 16 sherpas debido también a una avalancha.
Este terremoto es el sismo de mayor intensidad en casi 80 años en el país y el peor que ha registrado la región en una década, desde que en 2005 un movimiento telúrico causara una tragedia de grandes dimensiones en Cachemira, con un balance de más de 84 mil muertos.
Buscan pareja argentina en Nepal
Desde julio de 2014, los dos jóvenes se encuentran recorriendo a pie distintos lugares de Asia. Familiares y conocidos buscan intensamente a Ezequiel Ratti y Camila Lavalle, una pareja argentina que se encontraba de viaje en ese país.
Ezequiel «Yayo» Ratti (31) y Camila Lavalle (28) son una pareja argentina y están incomunicados desde que ocurrió el sábado el terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter en Nepal.
María José Rodríguez Quiroga, la madre de Camila, comentó que la última comunicación que tuvieron con los dos jóvenes fue el jueves, cuando le comentaron que tenían previsto dirigirse hacia el norte de Katmandú.
Según relataron, antes de que sucediera el terremoto, la pareja tenía pensado pasar un día en una aldea tribal, ubica al norte de Katmandú, y luego ir hacia el Tibet.
El último destino que tenían en mente era llegar al parque de Langtang. «Cuando ocurrió el terremoto ellos deberían haber estado en la aldea tribal o en el Tibet», detalló la madre de Camila.
Desde julio de 2014, los dos jóvenes se encuentran recorriendo a pie distintos lugares de Asia. En la última comunicación que tuvieron con sus familiares, los dos jóvenes dijeron que durante siete días no iban a tener señal en sus celulares.
“Los celulares dan apagados”, dijo Rodríguez Quiroga. La pareja es de Capital Federal y hace dos años que se encuentra viajando por distintos lugares de Oceanía y Asia.
La próxima semana, la pareja tenía planeado volver a Australia. Por cualquier información, comunicarse al siguiente número: (011) 1552590887.